viernes, 9 de marzo de 2012

No words

Tomó aire y caminó. Su paso era lento, pausado, pero seguro. No sabía cómo lo diría, no estaba seguro de que aquel fuera el momento, ni siquiera conocía la reacción que ella tendría; pero, que demonios, tenía que hacerlo.

Continuó avanzando y justo cuando llegó a su lado su corazón comenzó a acelerarse.

- Hola

- Matt, ¿ocurre algo?

- Verás, todo ha ido muy rápido. Te juro que de haberlo sabido hubiera hecho algo para evitarlo, pero no pude. Dejé de mirar un momento y ya lo había perdido.

- ¿Qué? No te entiendo, ¿de qué hablas?

- Yo no quería que ocurriera. No fue mi culpa. Tienes que creerme.

- ¿Creer qué? Por el amor de Dios, ¡dime qué ocurre! ¿Por qué me han hecho venir hasta aquí? ¿Qué ha pasado?- el chico tomó asiento y miró al suelo mientras le relataba lo ocurrido a su amiga, la novia de su mejor amigo.

- Estábamos juntos, cada uno a su ritmo, en nuestras motos. Teníamos el viaje completamente planeado, tú lo sabes. Él estaba tan ilusionado.

"¿Cuántas veces le dije que no corriera? Pero le encantaba acelerar montado en dos ruedas. Aún recuerdo todas las veces que tú le regañaste por eso. Quién diría que..."

El chico tuvo que hacer una pausa, evitando que las lágrimas resbalaran por sus mejillas.

- Nunca pensamos que nos va a tocar a nosotros. Lo vemos en la tele, nos cansamos de escucharlo en las noticias, pero jamás piensas que te vaya a tocar a ti. Puede que sepamos que nuestra vida va a acabar, pero nunca nos da por pensar en que pueda ser tan pronto- levantó la vista y se encontró con los ojos de la chica que disimuladamente se había sentado a su lado y cuyos ojos brillaban de tristeza- Yo... Yo, lo siento tanto. Fue una curva, solo deje de verle por unos minutos y supe que le había perdido para siempre.

Y ambos se fundieron en un abrazo de esos que ponen punto y final.

Los años y el dolor construyeron un muro que ambos amigos no supieron superar, el de la pérdida, el de un amor que se va, el de una amistad que no pudo sobrevivir a todo. A veces no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos y otras, aunque sepamos valorarlo, no nos damos cuenta de que podemos perderlo de igual manera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario